El mejor momento para realizar cambios en la empresa

¿Cuándo es el mejor momento para realizar cambios en una empresa?

Son muchos los empresarios que piensan que lo que va bien no hay que tocarlo. Este fue el caso de Nokia, IBM ó Cola Cao que pensaron que nunca perderían su estatus de líderes en su sector. No supieron preveer o reaccionar a tiempo.

EL caso de estas empresas me sabe especialmente mal a nivel personal. Como todos los de mi generación, me crié con Cola Cao. Mi primera experiencia con un ordenador en 1985 fue con un IBM. Durante 15 años yo solo utilizaba móviles de Nokia.

Como todos sabemos, los dos objetivos primordiales de las empresas deben ser: crear riqueza y servir a la sociedad.

Para poder seguir consiguiendo estos objetivos a largo plazo, en un mundo en constante evolución, se hace imprescindible que las empresas evolucionen al mismo ritmo. Por esta razón, la innovación tiene que ser parte de su ADN.

Los cambios, a nivel empresarial, se pueden realizar en tres campos:

En el comportamiento del personal, para lo cual se tiene que ir variando el trato que se les dispensa. Dar mucha importancia a su formación es fundamental. Ayudarles a transformar sus expectativas o sus creencias, a desarrollar habilidades, a descubrir sus valores es imprescindible.

Cambios en la estructura organizativa. Ir transformando el organigrama, designando diferentes lideres, con aumento o disminución de plantillas, adelantando la formación a los futuros líderes, etc.

Cambios en su tecnología para ser más competitivos.

Existen básicamente tres tipos de cambios impulsados desde la empresa:

Los que se realizan una vez aparecida la situación problemática: bajada de ventas, mejora del servicio de la competencia, etc. Se dice que esta es una respuesta reactiva.

Los que responden a la planificación y previsión una posible crisis a la que la empresa se adelanta. Esta es una actitud proactiva.

Y el que crea el cambio y lo lidera (Amazon y su nueva línea de cualquier producto en menos de 24 horas en su casa, productos perecederos). Esta es la acción vanguardista.

Toda empresa que quiera triunfar hoy en día, debe contar con un programa de mejora continua y aprovechar todos sus recursos al máximo (financieros, tecnológicos y humanos).

El momento de los grandes cambios debe de ser cuando disponemos de la fuerza impulsora que nos está haciendo subir, porque si esperamos a sufrir la inevitable crisis, nos encontraremos debilitados para renovarnos.

Más
noticias coach motivacional

Llámanos

Ir arriba