La ilusión: pasaporte al triunfo

Posted by Marian Buján on Ene 8, 2016 in BLOG COACHING

La ilusión: pasaporte al triunfo. Si mueve montañas, imagínate que no hará en tu empresa.

El mundo esta en constante movimiento, y en el momento actual estamos asistiendo a una verdadera revolución, equiparable a momentos históricos como la revolución industrial. El conocimiento y la información están al alcance de todo el mundo e incluso vivimos bombardeados por ellos.teles

Renovar para revivir

Muchos viejos paradigmas ya no sirven, tales como que la regulación del precio se da solo en función de la oferta y la demanda, ó que el jefe siempre tiene razón, que empoderar a las personas es negativo porque las convierte en prepotentes, que lo único que motiva al empleado es el dinero, que vale más el que más sabe, que el mundo empresarial no tiene emociones, o que estas son cosas de mujeres, etc.

Las antiguas estructuras empresariales están dejando de funcionar, nacen empresas nuevas y mueren otras todos los días, aparecen empleos que no existían y desaparecen otros. Los actores se hacen políticos y dan conferencias, y los políticos bailan en público. El mundo está cambiando.

Y en este contexto, las empresas se ven obligadas a evolucionar, para no pasar a segunda división e incluso a tercera. Hasta ahora se ha hecho lo mejor que las técnicas que se tenían al alcance han permitido. Ahora hay que dar un paso más para avanzar.

equipoTenemos que buscar nuevos modelos organizativos, más eficientes, capaces de activar soluciones rápidamente, de proponer mejoras constantemente y de tomar decisiones inmediatas. La empresa debe innovarse.

Pero la empresa en si misma, no respira, no piensa, no siente, no es creativa, son las personas que la componen las que tienen las ideas, las soluciones, las que innovan y las que consiguen que la empresa triunfe.

Por eso es tan importante conseguir que esas personas se ilusionen, se entusiasmen con su trabajo, que sus objetivos se alineen con los objetivos de la empresa, que estén motivadas, se sientan apoyadas, que sepan que lo que hacen es importante e incluso, imprescindible para contribuir al éxito de la empresa, que estén orgullosas de trabajar en ella y que así lo transmitan al mundo, que nuestros mejores talentos no se fuguen por frustración, sino que al revés, que los mejores profesionales de otras compañías estén deseando de trabajar con nosotros.

Ilusionemos a las personas

Las empresas necesitan a todo su capital humano para realizar esta transformación. Las empresas están formadas por personas y las personas funcionamos por emociones.

Si cuidamos de estas emociones y mantenemos a nuestra plantilla motivada, entusiasmada, enchufada con el trabajo, tendrán una actitud positiva y proactiva, que les llevará a implicarse en el establecimiento y consecución de nuevas metas que harán que la empresa triunfe. Y esta ilusión también la contagiará a proveedores y clientes, creando confianza y optimismo, y logrando así un mejor posicionamiento en el mercado

Al fin y al cabo, todas las decisiones que tomamos las personas, están influenciadas por como nos sentimos en ese momento. La diferencia entre dos productos de similares características, es como les haga sentir la persona que se lo proporciona.

Una plantilla de un hotel entusiasmada conseguirá un clima de optimismo que hará el cliente quiera volver.

Esto es así y lo sabes

Está sobradamente demostrado que la felicidad del personal impacta en el aumento de la productividad en las empresas. Una plantilla enchufada a la empresa, es mucho más rentable en todos los sentidos. ¿No te pasa a ti lo mismo?

“Las personas que ponen entusiasmo en lo que hacen, son más eficientes y un 30% más rentables para cualquier empresa. ”

Los primeros innovadores, con más visión, lo harán para distinguirse de los demás, para sobresalir y serán los punteros.

Los siguientes en innovar lo tendrán que hacer simplemente para igualarse a estos y no quedarse atrás. Y los últimos lo harán para que el mercado no se los coma.

Pionero o colista??

Al final, absolutamente todas las empresas que quieran sobrevivir se verán obligadas a innovarse. ¿Por qué no ser vanguardistas, ir por delante, asegurarse uno de los puestos de cabeza?

Hace unos 30 años, se comenzó a desarrollar en Estados Unidos y Europa una técnica que revolucionó el mundo empresarial, el Coaching. Se trata de un entrenamiento empresarial, que al igual que en el deporte, te prepara para ganar, de forma más rápida y efectiva.goaching

El Coaching se basa en la certeza de que todas las personas tenemos un gran potencial interior, una gran capacidad para conseguir todo lo que nos propongamos si estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para conseguirlo.

Se trata de marcar objetivos, preparar una estrategia y ponerse en acción. La labor del Coach es facilitar este proceso, acompañar a la persona o entidad en este camino, proporcionándole las herramientas necesarias para saltar obstáculos y encontrar opciones nuevas bajo diferentes enfoques, y sobre todo, motivarle a la acción, sin la cual, ningún logro sería posible.

El coaching ayuda a desarrollar habilidades para relacionarse mejor con los demás, para evolucionar aceptando los cambios precisos, para resolver conflictos con otras personas o grupos, para ser más efectivos manejando mejor los recursos (Vg.: el tiempo), para ser más creativos en la resolución de problemas, etc.

Las empresas contratan los procesos de Coaching por muchas y diversas razones pero todas ellas están encaminadas a conseguir los cambios necesarios en sus empleados y en su desempeño, que ayude a cumplir sus objetivos y metas para maximizar su rendimiento.

Más
noticias coach motivacional

Llámanos

Ir arriba