Ventajas de una empresa con Inteligencia Emocional

Saber como funcionan nuestras emociones, porque se producen, cual es su mensaje,  para que sirven, es lo que nos da una compresión valiosísima sobre nuestro propio funcionamiento en la vida.

No es lo mismo enfadarse sin saber lo que nos enfada o porque nos enfada y reaccionar de forma que no nos hace sentir orgullosos, que conocer en que situaciones soy más vulnerable y que me saca de quicio, para poder gestionarlo y actuar de forma ecológica: buena para mí, buena para el otro.

No es lo mismo ir por la vida con una careta de prepotente que en realidad esconde mucho miedo, muchas veces, inconsciente, que reconocerme ese miedo para poder afrontarlo y superarlo.

Y esto lo aprendí yo con 20 y pocos, en mi primer año en Mallorca. Trabajaba en un hotel de animadora, y necesitaba un permiso de 15 días para ir a la boda de una queridísima amiga mía. En aquella época, existían muy pocos equipos de animación, la mayoría trabajábamos solos. Así que para poder irme, me mandaron a otra animadora, la llamaré Ana, que venía de trabajar en un equipo, para que la formara como animadora todo terreno.

Le enseñé todas las actividades diurnas y sobre todo las nocturnas, esas que conlleva coger un micro y entretener a una sala llena de gente esperando ser entretenida. Tengo que decir que esta parte al principio asusta bastante, como ya os imaginareis.

En 15 días no conseguí que cogiera el micro ni para las cosas más sencillas. Por más que le explicara que era más fácil con mi apoyo que cuando se quedara sola, no hubo manera, hasta que un día que me soltó aquello de “yo estoy tan segura de mi misma, que se que lo voy a hacer fenomenal cuando tenga que hacerlo”.  Que susto me entró. Llame inmediatamente a la coordinadora para avisarle que Ana saldría corriendo al día siguiente de irme yo, ya que no reconocía ni a si misma, que el miedo la estaba dominando, por lo tanto, era imposible que lo superase. Nuestra coordinadora no me creyó, o miró para otro lado.

Me fui a la boda y a mi vuelta encontré a otra persona en mi puesto. En algo me equivoque con Ana, no se fue al día siguiente, se marchó el mismo día dando una increíble escusa.

Si Los seres humanos tenemos emociones, si las empresas están compuestas por seres humanos, tanto clientes, trabajadores, directivos o accionistas, si las emociones afectan a nuestras decisiones y actuaciones, es evidente que la empresa está supeditada a la gestión de estas emociones.

La Inteligencia emocional es la capacidad para hacer funcionar esas emociones a nuestro favor y no en nuestra contra. Para ello es imprescindible conocerlas, reconocerlas, y saber como darles la vuelta cuando nos están dificultando el logro de nuestras metas.

Una empresa que se haya preocupado en desarrollar esta capacidad es:

 Una empresa en la que las personas se responsabilizan de sus emociones en lugar de culpar a otros. » Es que me desmotivan»  «Me sacáis de quicio».

 Una empresa con una comunicación fluida y respetuosa entre sus empleados de cualquier rango. Las personas se escuchan y no temen dar su opinión. Se aprovechan las aportaciones de todo el mundo para mejorar.

 Una empresa en la que se afrontan los conflictos y las diferencias antes de que se conviertan en problemas. Se diferencia la persona del problema.

 Una empresa en la que se tiene en cuenta las necesidades de las personas, las propias y las ajenas y se intentan satisfacer. Es una empresa con empatía.

 Una empresa que busca soluciones en lugar de culpables, predomina la excelencia por encima de la exigencia.

 Una empresa en la que las decisiones se toman desde la visión de futuro y con estrategia, no tiene miedo a innovar sino que busca la mejora continua y aprovechar todo el talento.

 Una empresa en la que sus empleados se sienten valorados y tenidos en cuenta, obteniendo así los beneficios de su colaboración y compromiso.

 Una empresa con un buen clima laboral, motivación por el trabajo bien hecho y una actitud positiva por parte de la mayoría.

Es una empresa competitiva, con proyección de futuro y que disfruta del aprecio de sus empleados y sus clientes.

Más
noticias coach motivacional

Llámanos

Ir arriba